Las Oraciones Más Antiguas, Mágicas, Efectivas y Poderosas

Enlaces Patrocinados

domingo, 2 de octubre de 2016

NOVENA A SANTA CLARA DEL DEVOCIONARIO FRANCISCANO


ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

Padre lleno de amor,
que concediste a santa Clara
seguir a Cristo con su vida de pobreza y oración,
te pedimos por su intercesión,
que aprendamos
a tener confianza en la Providencia,
que nunca nos abandona
y a aceptar serenamente tu divina Voluntad.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
 
Amén.

DÍA 1º.- AMIGOS DE DIOS. LA LLAMADA.

Consideración.- Santa Clara vivió la amistad divina con una correspondencia de amor total. El amor del Señor es la explicación de su vida entera. Ella escribió revelándonos el hondón profundo de su alma: "Ama con todo tu corazón a Dios y a su Hijo Jesús que fue crucificado por nosotros". Clara nos repite: basta con amar enteramente, dejándose penetrar por el amor de Dios "que nos amó primero".

 ORACIÓN.

¡Oh Dios, tu Espíritu,
 que iluminó a Santa Clara
para discernir la voz de tu llamada,
 a través de la vida,
ejemplo y consejo de San Francisco
y dio fortaleza para responder,
ilumine y fortalezca nuestras vidas,
para que en el hoy
de nuestra historia y sociedad,
seamos luz que ilumine
la realidad de nuestro mundo
en su peregrinar a Ti.
 
Por Jesucristo, nuestro Señor.
 
Amén.

Compromiso para este día.- Como N. M. Santa Clara repitamos hoy a modo de jaculatoria agradeciendo a Dios el don de la vocación:
 
"Gracias porque que me creaste, porque me pensaste, gracias".
 
 
DÍA 2.- EL EVANGELIO. LA CONVERSIÓN

Consideración.- Santa Clara atraída por el Evangelio desde su juventud, hasta el último respiro permaneció fiel a su promesa: "Guardar el santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo". Fue la suya una vida limpia, iluminada día a día con la luz del Evangelio seguido como norma única. Que en nosotros se cumplan, como en Clara, las promesas de Jesús:
 
"Dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la cumplen".

ORACIÓN.

Oh Dios de Amor y de Misericordia
que un día llamaste a tu hija Santa Clara,
a la vida evangélica,
configurándose con tu Hijo crucificado,
siendo fiel a ese amor y manifestándolo
en sus hermanas de San Damián.
 
Mira con ojos de bondad a tus hijas
que has llamado y a las que llamarás para que,
a ejemplo de nuestra madre Santa Clara
podamos ser fieles al carisma,
amándolo y custodiándolo
con nuestra propia vida.
 
Por Jesucristo nuestro Señor.
 
Amén.

Compromiso para este día.- Haremos hoy un pequeño sacrificio en la comida.

DÍA 3.- SEGUIR A JESÚS. EL SEGUIMIENTO

Consideración.- Santa Clara caminó por la vida con la mirada puesta en Jesús, deseosa de identificarse totalmente con él. Jesús era su "Camino" y su ideal: "Observa a Cristo, medítalo, contémplalo, decidida a imitarlo". Ella nos conduce de la mano ante Jesús reclinado sobre las pajas, ensangrentado sobre la cruz, velado en la Eucaristía y nos dice: Contempla y busca en tu corazón la respuesta que debes darle. 

 ORACIÓN.

Señor, Dios nuestro,
al recordar hoy a tu sierva santa Clara,
te suplicamos inflames nuestros corazones
con ese mismo fuego
con el que te siguió gozosa y fielmente
por el camino estrecho de la pobreza evangélica
 y nos esforcemos en conformarnos
en todo a tu santísimo Hijo Jesucristo
que vive y reina contigo,
por los siglos de los siglos.
 
Amén.

Compromiso para este día.- Leed y meditad hoy el capítulo 19, 16-22 de San Mateo: el Joven Rico. 

 DÍA 4.- CRISTO POBRE Y HUMILDE.

Consideración.- Santa Clara fue una mujer que conoció a Cristo "pobre y crucificado", y al igual que san Francisco, supo mantener la fe y la esperanza en medio de sus tribulaciones y enfermedades, que fueron muchas, ofreciéndose como "hostia viva, santa, agradable a Dios" en favor de la Iglesia y de los hombres. 

 ORACIÓN.

Concédenos, Padre misericordioso,
por intercesión de nuestra Madre Clara,
crecer cada día en tu amistad y en tu amor
y en el amor a la pobreza evangélica,
teniendo asiduamente nuestros ojos
y nuestros corazones en tu Hijo amado,
espejo de la eternidad,
para que toda nuestra existencia
se transfigure en imagen suya.
 
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
 
Amén.

Compromiso para este día.- Desprendámonos hoy de algún objeto o de alguna cosa que nos ata para seguir con libertad el camino abrazado. 

 DÍA 5.- LA ORACIÓN DE CLARA

Consideración.- El secreto de santa Clara fue su oración, su "estar" con el Señor. Porque amaba, buscó en el silencio y la oración el encuentro con Dios pues "su amor aficiona, su contemplación nutre, su suavidad colma, su recuerdo ilumina". Ella es para nosotras un reclamo a la relación personal y viva con Dios en Cristo por el Espíritu Santo, que colma la profunda necesidad de amor y comunión que siente todo corazón humano. 

 ORACIÓN.

Omnipotente, eterno,
justo y misericordioso Dios,
danos a nosotros, miserables,
hacer por ti mismo
lo que sabemos que tú quieres,
y siempre querer lo que te place,
para que, interiormente purificados,
interiormente iluminados y abrasados
por el fuego del Espíritu Santo,
podamos seguir las huellas
de tu amado Hijo, nuestro Señor Jesucristo,
y por sola tu gracia llegar a ti, Altísimo,
que, en Trinidad perfecta y en simple Unidad,
vives y reinas y eres glorificado,
Dios omnipotente,
por todos los siglos de los siglos.
 
Amén.

Compromiso para este día.- Leed y meditad las santas escrituras.

 DÍA 6.- AMOR A LA EUCARISTÍA.

Consideración.- La vida de Clara giraba en torno a la presencia eucarística del Señor. La Eucaristía era para ella el lugar privilegiado de su encuentro con Cristo. Vivía la liturgia tal como la Iglesia desea: viviendo los misterios de Cristo, despertando en su corazón la alabanza, la gratitud y el amor.
 
 ORACIÓN.

Señor Jesús, gracias por el regalo
de nuestra madre santa Clara,
haz que su ejemplo ilumine toda nuestra vida,
de modo que, sea para nosotros
imposible olvidarnos de ti y vivamos
pendientes de tu presencia adorable,
para corresponder con amor al amor inmenso
que has derrochado al darte en el pan de vida
y al hacerte el compañero
de nuestra peregrinación.
 
AMEN

Compromiso para este día.- Media hora de adoración al Santísimo, a ser posible de 15:00 h. a 15:30 h. 

 DÍA 7.- AMOR A MARÍA

Consideración.- Ante la imagen de María, Santa Clara selló su consagración a Jesucristo. Su amor a María era inseparable de su amor a Jesús. Por eso su vida fue un seguir las huellas de Cristo y de su santísima Madre. "Adhiérete a su Madre dulcísima. Como ella lo llevó corporalmente en su seno, tú, siguiendo sus huellas, puedes llevarlo espiritualmente en tu cuerpo casto". Clara nos lleva a María y María nos lleva a Jesús. 

 ORACIÓN.

Señor Dios nuestro,
concede a muchas mujeres
poder dedicarse a Cristo con libertad,
imitarlo de cerca con una vida
consagrada a Dios.
 
Que sean inspiradas por tu Espíritu santo
y sean admitidas en una familia religiosa
donde puedan contribuir
a la que la Iglesia siga realizando obras buenas
y edificando el cuerpo de Cristo.
 
Amén.

Compromiso para este día.- Rezar tres Avemarías ante una imagen de María.

DÍA 8.- AMOR FRATERNO.
VIDA FRATERNA EN SAN DAMIÁN.

Consideración.- Santa Clara amaba con ternura a sus hermanas y a todos los hombres: se adelantaba a amar y acogía a todos con bondad, convencida de que el verdadero amor de Dios es inseparable del amor a quienes Dios ama, y se expresa en él. Ella nos dice: "Amándonos mutuamente con la caridad de Cristo, manifestad exteriormente con vuestras obras el amor que interiormente tenéis", hasta el don sin reservas, como Cristo nos amó. 

 ORACIÓN.

Concédenos, Padre misericordioso,
por intercesión de nuestra Madre Clara
en este año jubilar en que recordamos
los ochocientos años
de su consagración religiosa,
crecer cada día en tu amistad y en tu amor
y en el amor a la pobreza evangélica,
teniendo asiduamente nuestros ojos
y nuestros corazones en tu Hijo amado,
espejo de la eternidad,
para que toda nuestra existencia
se transfigure en imagen suya.
 
Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.
 
Amén.

Compromiso para este día.- Tener un gesto de escucha, de acercamiento con alguna persona e intentar alegrarla en este día y manifestarle nuestro amor fraterno. 

 DÍA 9.- AMOR A LA IGLESIA.

Consideración.- Santa Clara nació, vivió y murió en y para la Iglesia, fiel esposa de Jesucristo en la tierra. Y san Francisco recomendó a sus hermanas: "No miréis la vida de fuera, porque la del Espíritu es mejor". Y esta vida escondida para Dios fue reconocida por el mismo papa Inocencio IV y sus cardenales, que presidieron el funeral de la "plantita" de Dios.

ORACIÓN.

Concédenos, Señor, la castidad perfecta,
don eximio de la gracia
que libera el corazón del hombre
de un modo peculiar para que se encienda más
en el amor de Dios y a todos los hombres.
 
Que este don de la castidad
sea un signo especial
de los bienes celestes y un medio aptísimo
para dedicarse con fervor al servicio de Dios
y a las obras de apostolado.
 
Amén.

Compromiso para este día.- Una visita al Santísimo pidiendo por las necesidades de la Iglesia y en concreto del Santo Padre y todos los Obispos.

 
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

TEXTOS RELACIONADOS

COMPRA EL PODEROSO TALISMÁN PIEDRA DE ARA PARA ATRAER DINERO Y AMOR A TU VIDA:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© ORACIONES ANTIGUAS TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©