Las Oraciones Más Antiguas, Mágicas, Efectivas y Poderosas

jueves, 22 de marzo de 2018

HIMNO ANTE EL SANTO SEPULCRO


Señor mi lira cuelgo
que del dolor insano,
convulsa está mi mano,
y yerto el corazón;
mi labio balbuciente
ya pálido y marchito,
se presta sólo al grito,
que arranca la aflicción.

Del tétrico instrumento
las cuerdas están rotas,
y las brillantes notas
de regalado son,
huyeron de mi mente,
mi labio ya marchito,
se presta sólo al grito,
que arranca la aflicción.

Cual cándida avecilla
que el melodioso canto
suspende con espanto
atroz detonación;
tu muerte me anonada,
mi labio ya marchito,
se presta sólo al grito,
que arranca la aflicción.


Continuar leyendo...
 

Mis ojos se oscurecen,
se obstruyen mis oídos,
se postran mis sentidos,
se ofusca mi razón;
mis nervios se contraen,
mi labio ya marchito,
se presta sólo al grito,
que arranca la aflicción.

Y en vano, es que pretendo
alzar el raudo vuelo,
cantar con noble anhelo
tu heroica pasión;
Señor, fuerzas me faltan,
mi labio ya marchito,
se presta sólo al grito,
que arranca la aflicción.

Y por tu muerte muero
de tu dolor herida,
exhalaré mi vida
en llanto y aflicción;
por tu alto sacrificio
de mi fervor en prenda
conságrate esta ofrenda
mi triste corazón.
 
 
 
 



0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© ORACIONES ANTIGUAS TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©