Las Oraciones Más Antiguas, Mágicas, Efectivas y Poderosas

domingo, 1 de febrero de 2015

ANTIGUO ACTO DE CONTRICIÓN


Señor mío Jesucristo,
Dios y Hombre verdadero,
Criador, Padre y Redentor mío,
por ser vos quien sois,
y por que os amo sobre todas las cosas,
me pesa de todo corazón haberos ofendido;
y propongo firmemente la enmienda,
de nunca más pecar, de apartarme
de todas las ocasiones de ofenderos,
de confesarme, y cumplir
la penitencia que me fuere impuesta;
 
Por vuestro amor perdono 
a todos los que me hubieren ofendido.
Ofrézcoos mi vida, obras y trabajos
en satisfacción de todos mis pecados;
 y así como os lo suplico
confío en vuestra bondad
y misericordia infinita,
que me los perdonareis
por los merecimientos
de vuestra preciosísima sangre,
pasión y muerte y me daréis gracia
para enmendarme y perseverar
a vuestro santo servicio hasta la muerte.
 
 Amén


 

1 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Excelente Todo! No merecen sino felicitaciones por el contenido del sitio y agradecimientos por los medios sobrenaturales que nos proveen en esta lucha en que nos hallamos empeñados

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© ORACIONES ANTIGUAS TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©