Las Oraciones Más Antiguas, Mágicas, Efectivas y Poderosas

martes, 8 de enero de 2019

ORACIÓN A SANTA EDUVIGES PARA SOLICITAR DINERO, SOLUCIÓN DE DEUDAS, PAGOS PENDIENTES...


Gloriosa Princesa Santa Eduviges,
que prevenida de Dios con bendiciones de dulzura
entraste en este mundo agraciada,
y en medio de la grandeza que te ofrecía el palacio,
de las delicias que correspondían a tu estado,
y de las lisonjas en que los cortesanos te aplaudían,
supiste desde tus tiernos años
cultivar en tu alma heroicas virtudes,
las que con la divina gracia practicaste
en el estado de tu matrimonio,
estudiando humildad, paciencia y oración;
educando santamente a tus hijos
y unida en verdadera caridad con tu esposo,
socorriendo con limosnas liberalmente
a los necesitados y desvalidos.

Continuar leyendo...



Te suplico, santa mía,
que te dignes a incluirme entre tus pobres,
alcanzándome de Dios los socorros espirituales
que necesito para el cumplimiento de mis obligaciones,
y el favor que por tu medio solicito a mayor gloria suya. 

(Hacer la petición ahora)

Bienaventurada Santa Eduviges,
Princesa piadosísima,
conociendo que en vida fuiste madre amorosa
de afligidos y menesterosos,
y que en el Cielo se ha perfeccionado tu piedad,
a ésta acude mi confianza;
y pues tú no ignoras mi desconsuelo,
te vuelvo a suplicar, Santa admirable,
me alcances el remedio que me conviene del Señor,
de quien oíste, cuando contemplándole en la Cruz
le hacías tus deprecaciones, estas dulces palabras:

“He oído tu oración;
alcanzaras lo que me pidas”.

Pídele pues, Santa mía,
para bien de mi alma
eficaces auxilios de tu gracia,
y la gracia que por tu intercesión solicito:

(Aquí se vuelve a repetir la petición).

Esto te pido, gloriosa Santa,
en cuanto fuere servicio del Señor,
dispuesto a padecer trabajos en esta vida,
los que quisiere enviarme,
para los cuales solamente te ruego
me alcances conformidad y resignación
en su santísima voluntad.



Te encomiendo también
la libertad de las almas del Purgatorio,
y finalmente el remedio de los huérfanos,
viudas, encarcelados, enfermos, adeudados
y todo género de pobres,
esperando por tu intercesión los bienes
que debemos desear y los temporales subsidios
que hemos menester,
para servir a nuestro Dios
a quien sea la gloria por los siglos de los siglos.

Amén.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© ORACIONES ANTIGUAS TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©