Las Oraciones Más Antiguas, Mágicas, Efectivas y Poderosas

lunes, 12 de marzo de 2018

ORACIÓN DE LOS MIÉRCOLES


¡Hostia inmaculada, divino Jesús!
 
Ahí en ese altar os ofrecéis a vuestro Padre,
como cuando tierno niño fuisteis
presentado en el templo por María y José. 

Ahora, como entonces,
vuestro sublime sacrificio
es ignorado de los mundanos,
quienes ni piensan siquiera
en agradeceros tanto amor.  

¡Oh! si pudiera yo apropiarme
los tiernos afectos del venerable Simeón,
cuando estrechándoos en sus brazos exclamaba:

Continuar leyendo...


«Ahora, Señor,
dejad descansar en paz a vuestro siervo»
 
Manifestando así,
que nada tenía ya que desear en este mundo
después de haber visto a su Salvador;
y yo, teniéndoos en este sacramento,
¿qué puedo desear
sino descansar en paz a vuestros pies y
 ahí ser consumido
por el mismo fuego que os abrasa?
 
 Cuán feliz sería yo,
si inflamado en vuestro amor
pudiera unir el sacrificio de todo mi ser
al vuestro con la perfección
con que lo hicieron vuestra
Madre santísima y San José!
 
Hoy, como ellos,
yo os ofrezco mi corazón;
aceptadlo, Jesús mío,
para qué, oculto en el vuestro,
no se separe jamás de Vos.

Amén.

 
 


0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© ORACIONES ANTIGUAS TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©