Las Oraciones Más Antiguas, Mágicas, Efectivas y Poderosas

lunes, 30 de abril de 2018

GOZOS A SAN VICENTE MÁRTIR


Si con Dios vuestra amistad
os sube a tan gran privanza,
¡que negará a mi esperanza,
Vicente, su Majestad!

Desde vuestros tiernos años
supisteis quién era el mundo,
pues vuestro saber profundo
menospreció sus engaños.
Si en la divina amistad
jamás hicisteis mudanza:
¡que negará a mi esperanza,
Vicente, su Majestad!

Vuestra sencilla intención
si fue limpia y fervorosa,
claro se vio en Zaragoza
por vuestra predicación,
pues sois en la caridad
Serafín de gran pujanza:
¡que negará a mi esperanza,
Vicente, su Majestad!

Muchos tormentos probó
en vos, Vicente, Daciano,
mas al fin trabajó en vano,
pues que jamás os venció,
que en su gran ferocidad
vuestra paciencia lo amansa.
¡que negará a mi esperanza,
Vicente, su Majestad!


Continuar leyendo...




Por temer no le venzáis,
de flores cama os previno;
 quién vio tal desatino,
cuando venciéndole estáis!
pues de tal prosperidad
gozáis tan digna alabanza:
¡que negará a mi esperanza,
Vicente, su Majestad!
 
Vuestro cuerpo echar mandó
a las fieras el Tirano,
pero el Señor soberano
cuervos allí deparó
a quienes mandó guardar
reliquia que tanto alcanza:
¡que negará a mi esperanza,
Vicente, su Majestad!

Echaros mandó en el mar,
atada una muela al cuello,
más en esto el Rey del cielo
nos quiso significar,
que sois raro en santidad,
pues salisteis con bonanza:
¡que negará a mi esperanza,
Vicente, su Majestad!

De Tecla el sacro Convento
dichosamente venera
aquella misma escalera
que os elevaba al tormento.
Por vos mi fragilidad
suba a la eterna privanza:
¡que negará a mi esperanza,
Vicente, su Majestad!

Para que el tiempo no borre
el lugar de vuestra muerte,
conserva (¡dichosa suerte!)
nuestro obsequio vuestra torre.
Allí la alta Trinidad
vuestro favor alianza:
¡que negará a mi esperanza,
Vicente, su Majestad!


Pues venció vuestro valor
del tirano la inclemencia,
humilde implora Valencia,
Vicente, vuestro favor.
en cualquier necesidad
en vos tiene confianza:
¡que negará a mi esperanza,
Vicente, su Majestad!

Ora pro nobis Sancte Vicenti.
Ut digni efficiamur promissiónibus: Christi.

OREMOS.

A Desto, Dómine, supplicatiónibus nostri,
ut qui ex iniquitate nostra reos nos esse cognóscimus,
Beati Vicentii Mártyris
tui intercessione liberemur.
Per Christum Dóminum nostrum.
 
Amen

LAUS DEO

 

 

 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© ORACIONES ANTIGUAS TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©