Las Oraciones Más Antiguas, Mágicas, Efectivas y Poderosas

miércoles, 27 de junio de 2018

CONSAGRACIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS


Jesús mío, dulcísimo Redentor,
mírame postrado humildemente
ante tu presencia:
 
Tuyo soy y tuyo quiero ser,
y a fin de estar más firmemente unido a ti,
he aquí que, hoy día, me consagro 
 a tu Sagrado Corazón.

Muchos hombres, Señor,
nunca te conocieron;
muchos te desecharon
al quebrantar tus Mandamientos;
compadécete, Jesús,
de los unos y de los otros,
y atráelos a todos a tu Santo Corazón.

Continuar leyendo...
 



Sé Rey, ¡Señor!,
no sólo de los fieles
que jamás se separaron de ti,
sino también de los hijos pródigos
que te abandonaron;
haz que vuelvan pronto
a la casa paterna,
no sea que perezcan
de miseria y de hambre.

Sé Rey de aquéllos a quienes
engañaron opiniones erróneas
y desunió la discordia;
tráelos al puerto de la Verdad
y a la unidad de la Fe,
para que luego no quede más
que un solo Rebaño y un solo Pastor.

Sé Rey de los que aún
siguen envueltos en las tinieblas,
A todos dígnate atraerlos a la luz de tu Reino.

Mira Señor, finalmente,
con ojos de misericordia,
a los hijos de aquel pueblo,
que en otro tiempo fue tu predilecto;
que también descienda sobre ellos,
como bautismo de redención y vida,
la sangre que reclamó un día contra sí.

Concede, Señor, a tu Iglesia
incolumidad y libertad segura,
otorga a todos los pueblos
la tranquilidad del orden;
haz que del uno al otro polo de la tierra
resuene esta sola aclamación:
 
“Alabado sea el Sagrado Corazón
por quién hemos alcanzado la salud,
A Él la gloria y el honor
por los siglos de los siglos".
 
Así sea.




0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© ORACIONES ANTIGUAS TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©