Las Oraciones Más Antiguas, Mágicas, Efectivas y Poderosas

viernes, 28 de septiembre de 2018

EN HONOR DEL SANTO ÁNGEL CUSTODIO, ORACIÓN PARA PEDIR UN FAVOR ESPECIAL


¡Oh santo Ángel Custodio y guardián mío!
celador ardentísimo de mi verdadero bien,
que después de enseñarme
por medio de las inspiraciones,
de guiarme con vuestra luz,
y de alentarme con la esperanza del premio,
no cesáis de ofrecer y presentar a Dios mis obras, suplicándole que las reciba con agrado.

¿Cómo agradeceré yo
este vuestro amoroso cuidado?

Bajáis del cielo a la tierra para acompañarme,
defenderme, instruirme, llevarme al bien,
y subís de la tierra al cielo
para tratar el negocio de mi salud;
hacer de abogado en mi causa,
y presentar el amor de Jesucristo a mi alma,
su pasión, su muerte, y la preciosa sangre
que derramó por ella, para volverle propicio.

Continuar leyendo...




No ignora el Señor las obras de sus criaturas;
pero quiere que vos le hagáis relación,
y encomendéis lo mismo que conoce
y que le es agradable, así como lo eran
en su presencia las limosnas de Cornelio,
las obras de Tobías y las oraciones de sus siervos;
 así como lo es el sacrificio de su precioso Hijo,
para que sea llevado de este a aquel supremo altar
por vuestra santas y benevolentes manos.

¡Ah, si yo acertara a emplearme siempre
en obras dignas de mi profesión,
y capaces de llenaros de gozo y de alegría,
supliendo vuestra mano las imperfecciones
que hace como necesarias mi miseria!

Interceded con el mismo Señor,
en cuya presencia estáis,
para que me dé hambre y sed de justicia,
que me traiga siempre dedicado a su santo servicio;
de manera que obrando con una perfecta ambición,
tengáis que recoger y ofrecer a mi Dios
el amor con que le respeto, adoro
y obedezco sobre todas las cosas;
las obras de misericordia espiritual
 y corporal a favor de mi prójimo,
las lágrimas que derramo
en este lugar de destierro,
las gotas de sudor que caen de mi frente
en el cumplimiento de mis obligaciones,
 la mortificación de mi cuerpo,
la paciencia en los trabajos,
el cuidado en la pureza de mi conciencia,
y los continuos gemidos por mis hermanos.

Todo esto será obra de mi Dios
por vuestra intercesión y amparo,
y siéndole fiel siervo en esta vida,
le alabaré con vos en la gloria;
y también imploro vuestra poderosa
mediación para alcanzar la gracia particular
que pido en esta plegaria,
si así conviene a la gloria del Señor
y utilidad de mi alma.

Amén.

(Pedir un favor especial al Ángel Custodio)


 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© ORACIONES ANTIGUAS TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©