Las Oraciones Más Antiguas, Mágicas, Efectivas y Poderosas

Enlaces Patrocinados

martes, 17 de octubre de 2017

ENSALMOS Y SORTILEGIOS DE LAS ABUELAS (1)


La abuela Paca vivió en Sástago (Zaragoza) durante los siglos XIX y XX . De su sabiduría hay muchas cosas recogidas. Unas las reflejamos en estas notas escritas otras se quedan en las memorias de los que la conocieron y las vas traspasando oralmente.
 
PARA ATRAER LA BUENA SUERTE

Cuando veas una mariposa blanca, debes decir: Mariposita blanca, buena suerte y cerrar el puño (sin la mariposa dentro), manteniéndolo cerrado hasta que encuentres a alguien a quien pedirle que te dé una palmada en el puño. Cuando la recibas, puedes abrirlo. Es una buena forma de atraerte la buena suerte.

PARA CULITOS IRRITADOS

Para curar la irritación del culito de los niños, en Sástago se seguía este ritual: se preparaba un tazón con agua, se untaba el dedo en aceite y se iban dejando caer gotas sobre el agua al tiempo que se recitaba lo siguiente:
 
La luna de Dios
por aquí pasó,
el color de Fulano
se lo llevó
y el suyo quedó.

Se seguía echando aceite y se añadía:

La luna de Dios
volverá a pasar,
y el color de Fulano dejará
y el suyo llevará.


Continuar leyendo...


PARA CURAR UNA HERIDA

Cuando un niño se cae y se hace daño o una pequeña herida, se le recita el siguiente ensalmo, pasando suavemente la mano sobre la parte dañada:

Cura, sana,
culito de rana,
si no sanas hoy,
sanarás mañana.


PARA ENCONTRAR OBJETOS PERDIDOS

Esta oración o sortilegio sirve para encontrar cosas.
San Antonio de Padua,
que en Padua naciste,
en Diboa criaste,
en Resolilla salió y entraste.

Basta, Antonio, basta.
Vuélvete atrás,
que el abecedario
él parecerá.

Lo hallao, acordao.
Lo perdido, hallao.

San Antonio Bendito,
que si eso es verdad,
a recoger el ganadito
que está afuera de la majá.

Dicen que si sales en su busca antes de que se haga de día, es como si desconfiaras de quien ha “echado” la oración.

PARA LOS NIÑOS “ALUNADOS” O “AOJADOS”

En Escatrón, para comprobar si los niños estaban alunados (bajo la influencia maligna de la luna) o tenían mal de ojo se echaban tres gotas de aceite en un vaso de agua y se recitaba:

Luna lunera
Que por aquí pasaste,
El color de (nombre del niño)
Te lo llevaste.

Se dice también de la fruta y del jamón que están alunados cuando les sale moho blanco, del color de la luna.

PARA QUE SE TE QUITE EL HIPO (Y COMPROBAR SI TU AMOR TE QUIERE)

Un sortilegio infalible para comprobar si el (ella) elegido-a de tu corazón te corresponde, es recitar lo siguiente cuando te da hipo (eso sí, tienes que recitarlo muy, muy deprisa):

Hipo tengo,
a mi amor se lo encomiendo.

Si me quiere bien,
que se quede con él.

Si me quiere mal,
que me lo vuelva a dar.

Si el hipo se te pasa, es que, sin duda, él-ella está perdidamente enamorado de ti. Si el hipo no se va, vuelve a intentarlo hasta que se te pase.

 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© ORACIONES ANTIGUAS TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©