Las Oraciones Más Antiguas, Mágicas, Efectivas y Poderosas

domingo, 24 de junio de 2018

GOZOS A LA VIRGEN DE GUADALUPE


Virgen y Madre mía
de Guadalupe,
¡Deja que tus encantos
mi alma disfrute!

Cuando me acuerdo, ¡oh Madre!
de tu visita,
y que al suelo bajaste
por darme vida,
de gratitud mi pecho
luego se colma,
pues serme, prometiste,
Madre amorosa.

Virgen y Madre mía
de Guadalupe,
¡Deja que tus encantos
mi alma disfrute!

Al dichoso Juan Diego
le tengo envidia,
pues como él no te escucho
Madre querida.
Pero miro tu imagen;
y al contemplarla,
¡Es tan dulce y tan bella
que arroba mi alma!

Virgen y Madre mía
de Guadalupe,
¡Deja que tus encantos
mi alma disfrute!
 
Tus ojos de paloma
a mí inclinados,
me anuncian el remedio
de mis trabajos:
Pues misericordiosos
son con tus hijos,
ellos a Dios, airado,
me harán propicio.

Virgen y Madre mía
de Guadalupe,
¡Deja que tus encantos
Mi alma disfrute!

Mil veces en mis tristes
y amargas penas,
en nadie hallo consuelo;
tú me consuelas.
Sólo el verte me alivia,
y vengo a verte,
y salgo consolado
siempre, sí, ¡siempre!

Virgen y Madre mía
de Guadalupe,
¡Deja que tus encantos
Mi alma disfrute!

¡No sé qué hallo en tu imagen
que me regala!
Fijo en ella mis ojos
y veo tu cara,
y hallo dulcedumbre
que guardo dentro,
y deseo aún más el verte
y a verte vuelvo.

Virgen y Madre mía
de Guadalupe,
¡Deja que tus encantos
Mi alma disfrute!

Juntas tus lindas manos
orando al cielo,
contigo a orar me invitan
con tierno ruego;
y tus plantas, posadas
sobre el querube,
me guían al cielo, ¡oh Virgen
de Guadalupe!

Virgen y Madre mía
de Guadalupe,
¡Deja que tus encantos
Mi alma disfrute!

El sol, para vestirte,
sus rayos manda.
y la luna te sirve
de humilde peana,
y el querubín alado,
tu manto coge,
y a tus plantas disfruta
de inmenso goce.
 
Virgen y Madre mía
de Guadalupe,
¡Deja que tus encantos
Mi alma disfrute!

Las estrellas que ocupan
el vasto espacio,
cual otro cielo adornan
tu regio manto.
Haz que así tus virtudes
¡Oh dulce Reina!
iluminen de mi alma
las tres potencias.

Virgen y Madre mía
de Guadalupe,
¡Deja que tus encantos
Mi alma disfrute!

Virgen de Guadalupe,
Reina y Señora,
recibe de mi canto
la última estrofa:

¡Adiós, mi amada madre,
dueña de mi alma,
mi corazón te dejo,
tenlo a tus plantas!

Virgen y Madre mía
de Guadalupe,
¡Deja que tus encantos
Mi alma disfrute!

ORACIÓN

Oh Dios, que habiéndonos colocado
bajo el patrocinio singular
de la beatísima Virgen María,
nos has querido colmar de continuos beneficios,
 concede a los que humildemente te suplicamos,
que los que hoy nos regocijamos
en la tierra con su memoria,
algún día nos gocemos con su presencia
allá en los cielos.
 
Por Jesucristo nuestro Señor.
 
Amén.

En el nombre del Padre, y del Hijo ✠,
y del Espíritu Santo.
 
Amén.

 
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© ORACIONES ANTIGUAS TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS ©